TECNOLOGÌA

CONTRACUCHILLA DE APERTURA HIDRÁULICA

Las astilladoras 820 y 1000 serie están equipadas con una contracuchilla montada en una guía semiesférica, fijada a un cilindro hidráulico, conectado a una cámara de nitrógeno.

En el caso de que se introduzcan en la máquina piezas metálicas, piedras o cualquier otro cuerpo extraño, la cámara se descarga inmediatamente, para que la contracuchilla se abra dejando espacio al cuerpo extraño. En el momento en que la contracuchilla de abre, el sistema de alimentación se invierte y, en caso de motor independiente el embrague se desengancha, evitando así problemas mayores a la máquina.